Historia del villancico Noche de Paz

Stille_nacht

Este famoso villancico (Stille Nacht, heilige Natcht en alemán) fue compuesto por el sacerdote austriaco Joseph Mohr y el músico Franz Xaver Gruber.

La primera vez que se interpretó fue el 24 de diciembre de 1818 en la localidad de Obendorf (Austria) concretamente en la iglesia de San Nicolás. Hay muchas historias en torno a la composición de Noche de Paz, una de ellas es que el órgano de la iglesia quedo inutilizable y Mohr pidió a Franz Xaver Gruber que compusiera una canción que el coro pudiera cantar acompañado sólo por una guitarra.

Turrones y Mazapanes - Franz Xaver Gruber

Turrones y Mazapanes - Franz Xaver Gruber

En esa ocasión fue intepretada por Mohr a la guitarra. Hay historiadores que piensan que el villancico fue compuesto por Mohr realmente para interpretarlo con la guitarra y no con órgano.

Fue un organero de Fügen (Austria) el que sacó la canción del ámbito local, al interpretarla junto a otros músicos en Leipzig en 1833, siendo esta canción la que más atrajo el interés del público.

La iglesia de San Nicolás fue demolida a principios del siglo XX a causa de unas inundaciones que dañaron su estructura y fue reconstruida en otro lugar más seguro situado junto al nuevo puente. En su interior se construyó una capilla con el nombre de “Stille-Nacht-Gedächtniskapelle” (Capilla Memorial Noche de Paz) en homenaje a la antigua iglesia.

El manuscrito original nunca se ha encontrado, sin embargo en 1995 apareció un manuscrito original de Mohr que fue datado hacia el año 1820. A partir de ese documento se descubrió que Mohr escribió la canción en 1816 y que la música compuesta por Gruber es del año 1818.

Hay otra versión popular acerca del villancico que dice que fue interpretado una vez y olvidado hasta que un reparador de órganos encontró la partitura y lo reinterpretó en 1825. Sin embargo esta historia no concuerda con la realidad, puesto que Gruber publicó varios arreglos de la canción a lo largo de su vida, además del manuscrito conservado en el Museo Carolino Augusteum de Salzburgo.

Este villancico ha sido traducido a muchos idiomas (más de 300) y se presume que es el villancico más popular de todos los tiempos. Seguramente esta cifra será superior porque se trata de una pieza corta y de fácil interpretación.

En la Primera Guerra Mundial, durante la tregua de Navidad de 1914, la canción alcanzó un gran valor simbólico, al ser cantada en inglés y alemán ya que era el único villancico que conocían los soldados en ambos frentes.

Letra original en alemán

1860 (Autograph VII) por Franz Gruber
Stille Nacht! Heilige Nacht!
Alles schläft; einsam wacht
Nur das traute heilige Paar.
Holder Knab im lockigten Haar,
Schlafe in himmlischer Ruh!
Schlafe in himmlischer Ruh!
Stille Nacht! Heilige Nacht!
Gottes Sohn! O wie lacht
Lieb´ aus deinem göttlichen Mund,
Da schlägt uns die rettende Stund,
Jesus in deiner Geburt!
Jesus in deiner Geburt!
Stille Nacht! Heilige Nacht!
Die der Welt Heil gebracht,
Aus des Himmels goldenen Höhn
Uns der Gnaden Fülle läßt seh´n
Jesum in Menschengestalt,
Jesum in Menschengestalt
Stille Nacht! Heilige Nacht!
Wo sich heut alle Macht
Väterlicher Liebe ergoß
Und als Bruder huldvoll umschloß
Jesus die Völker der Welt,
Jesus die Völker der Welt.
Stille Nacht! Heilige Nacht!
Lange schon uns bedacht,
Als der Herr vom Grimme befreit,
In der Väter urgrauer Zeit
Aller Welt Schonung verhieß,
Aller Welt Schonung verhieß.
Stille Nacht! Heilige Nacht!
Hirten erst kundgemacht
Durch den Engel Alleluja.
Tönt es laut bei Ferne und Nah:
Jesus, der Retter ist da!
Jesus, der Retter ist da!

Letra en español

La primera traducción fue registrada por Federico Fliedner en el año 1871.
Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor.
entre sus astros que esparcen su luz
bella anunciando al niñito Jesús
Brilla la estrella de paz
Brilla la estrella de paz.
Noche de paz, noche de amor
Todo duerme en derredor
Sólo velan en la oscuridad
Los pastores que en el campo están;
Y la estrella de Belén
Y la estrella de Belén
Noche de paz, noche de amor;
Todo duerme en derredor;
sobre el Santo Niñito Jesús
Una estrella esparce su luz,
Brilla sobre el Rey,
Brilla sobre el Rey.
Noche de paz, noche de amor
Todo duerme en derrededor
Fieles velando allí en Belén
Los pastores, la Madre también
Y la estrella de paz,
y la estrella de paz.

  • Print
  • Facebook
  • Digg
  • del.icio.us
  • Bitacoras.com
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • MySpace
  • Wikio
  • Meneame
  • email
Palabras clave: , , , , , ,
febrero 20 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *