Origen del Panettone

turrones y mazapanes - Origen del panettone

Una de las delicias típicas de Navidad es el panettone. Se trata de un dulce de origen italiano concretamente de Milán. Es un bollo que contiene pasas y frutas confitadas, aunque últimamente podemos encontrarlo con muchos más rellenos, como pepitas de chocolate, frutos secos, etc.

La masa se elabora con harina, levadura, huevos, mantequilla y azúcar.

En el siglo XVI aparece una receta de panettone en un libro del famoso cocinero del renacimiento Bartolomeo Scappi, quién fue cocinero personal de papas y emperadores.

Leyendas sobre su origen.

Una leyenda dice que el panettone nació alrededor del año 1490 en Milán cuando, Ughetto Atellani de Futi cayó rendido ante la belleza de la hija de un pastelero. Se enamoró de ella perdidamente y para demostrarle su amor se hizo pasar por aprendiz de pastelero con el fin de acercarse a ella y ganarse le favor de su padre. Inventó un pan con forma de cúpula, muy dulce que incorporaba frutas confitadas y aroma de limón y naranja. A partir de ahí los milaneses acudieron en masa a la pastelería para comprar el “pan de Toni” (el nombre del falso ayudante) y de ahí viene el nombre del dulce panettone.

Otra leyenda mucho más conocida cuenta que el panettone tiene su origen en el palacio de Ludovico Sforza más conocido bajo el nombre de Ludovico el Moro, quien fue Duque de Milán a finales del siglo XV. Parece ser que el duque celebró la nochebuena con una espectacular cena, digna de su posición y poder. Al final del lujoso banquete, cuando se iba a poner la guinda con el postre, el cocinero se percató de que se había quemado. En la cocina cundió el pánico y se vivieron momentos de terror, ya que una de las partes más importantes de la gran cena había quedado arruinada. Afortunadamente un ayudante de la cocina, concretamente un lavaplatos llamado Antonio había hecho un pan con las sobras de los ingredientes de la cena con el fin de llevarlo a su casa y comerlo con su familia. Se trataba de un pan dulce que incluía fruta confitada y mantequilla. Dada la gravedad de la situación el cocinero cogió el pan cocinado por Antonio y lo presentó en lugar del postre quemado. El postre tuvo un gran éxito entre los comensales y el Gran Duque Ludovico Sforza hizo llamar al cocinero para felicitarle, pero el cocinero confesó ante el Duque que no había sido él quién había hecho el postre, sino Antonio el lavaplatos.

Antonio fue llamado ante el Duque y este le preguntó el nombre del delicioso postre, él confesó que todavía no tenía ningún nombre para el dulce. El Duque decidió llamarlo “Pan de toni” y con el paso del tiempo se convirtió en Panettone, tal y como lo conocemos actualmente.

El primer registro del panettone como dulce navideño tradicional milanés es un artículo del escritor iluminista Pietro Verri en el siglo XVIII, que lo llama pane di tono (‘pan grande’).

La producción a nivel industrial hizo que su consumo pasara a ser una tradición en toda la península itálica. Ya en el año 1919 el empresario milanes Angelo Motta y posteriormente en 1933 Gino Alemagna, lanzaron a gran escala el panettone que se convirtió en pocos años en uno de los dulces más típicos de la navidad no sólo en Italia sino en todo el mundo.

  • Print
  • Facebook
  • Digg
  • del.icio.us
  • Bitacoras.com
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • MySpace
  • Wikio
  • Meneame
  • email
Palabras clave: , , , , , , , , , , , , , , ,
julio 28 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.