Receta de polvorones caseros

Ingredientes para 12-15 unidades

• 350 grs. de harina de repostería
• 40 grs. de almendra cruda molida
• 80 grs. de azúcar glas —admite hasta 100 grs. si os gustan más dulces—
• Más azúcar glas para decorar
• 110 grs. de manteca de cerdo ibérica
• Un chorrito de anís
• ¼ cucharada de canela

Día anterior

1. La tarde anterior hay que poner la harina y las almendras molidas en una bandeja de horno. Tenemos que tamizar bien la harina y mezclarla con las almendras molidas.

2. Precalentar el horno a 130˚C, en el modo calor arriba y abajo.

3. Metemos la bandeja durante 30 minutos. Ojo no nos olvidemos de mover de vez en cuando con una espátula al mismo tiempo que vigilamos que no se nos pase el tiempo puesto que de ser así nos quedaría amargo. El tono que va a ir cogiendo es ligeramente tostado.

4. Lo dejamos reposar hasta el día siguiente.

Preparación

Cogemos 320 gr de la masa que preparamos el día anterior.
Limpiamos bien la mesa donde vamos a trabajar. Vertemos la mezcla de harina y almendras que preparamos el día anterior. Ahora hay que hacer una especie de volcán y en el cráter vamos introduciendo los ingredientes y mezclándolos hasta conseguir una masa uniforme y arenosa. Hay que seguir hasta conseguir que con la masa podamos hacer una bola, luego la aplastamos un poco y al frigorífico envuelta en plástico transparente aproximadamente entre 30 minutos y una hora.

Una vez transcurrido el tiempo correcto, sacamos la bola del plástico y con la palma de la mano aplastamos un poco la masa, como se va a abrir por los bordes tenemos que ir arreglándola hasta dejarla correctamente, es decir un poco gorda y uniforme. Con un molde, un vaso o lo que queráis vamos sacando los polvorones, el resto de la masa la volvemos a compactar con el rodillo hasta dejarla otra vez lista para sacar más polvorones. Hay que aprovechar todo.

Hay que dejar reposar los polvorones, por lo menos una hora.

Precalentamos el horno a 200˚C, esta vez solo usaremos el modo grill, e introducimos 15 minutos, a una altura media-alta. Ahora tenemos que estar atentos para que no se nos quemen, aunque depende de cada horno.

Finalmente los retiramos del horno y dejamos enfriar. Una vez fríos los espolvoreamos con azúcar glas y a la fuente de presentación.

  • Print
  • Facebook
  • Digg
  • del.icio.us
  • Bitacoras.com
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • MySpace
  • Wikio
  • Meneame
  • email
Palabras clave: , , ,
febrero 16 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.